lunes, 27 de junio de 2016

Don't go down to sorrow.

Guerras, pobreza, marginalidad, fronteras, deuda, capitalismo, obsolescencia programada. Manipulación mediática y publicitaria directa al subconsciente. Poder oculto. Machismo, maltrato, clasismo, patriotismo. Fanatismo, competitividad, xenofobia. Desconexión con la naturaleza y destrucción. Envidia, avaricia, odio, intolerancia, política del miedo, terrorismo. Adicciones, incremento progresivo de trastornos mentales e índice de suicidio (Muy por encima de los homicidios) . Explotación y tortura de animales. Indiferencia. Desconocimiento. Impotencia. EGO. Por suerte o por desgracia, estar despierta no te convierte en omnipotente, y también es bastante doloroso. Es terrorífico matar al "yo" que siempre pensaste ser. Es casi imposible convencer a los demás de que también deberían matar al "suyo". Pero esto no implica morir de verdad, ya que lo que de verdad eres, es inmortal. Es solo la muerte psicológica de un concepto social y circunstancial que has creado en tu mente sobre qué o quién eres. Estar despierto no es estar solo, aunque sientas que estás aislado por no poder volver a formar parte de la corriente. La realidad es un concepto. Una ilusión. Y puedes moldearla a tu antojo. Me están faltando fuerzas para seguir intentando que el mundo despierte, cuando la mayoría de personas no son capaces de darse cuenta de las cosas más simples y digeribles, ya sea por miedo, incomprensión o desconocimiento, así que me voy de vacaciones a mi paraíso mental, porque si no esto va a acabar conmigo. Estaré despierta, como en un sueño lúcido. Si tu también despiertas, y sientes miedo, debes saber que no estás sol@. Somos millones las que estamos soñando despiertas, pero no somos "mesías".

No hay comentarios:

Publicar un comentario